Saltar al contenido
Centrifugas de Laboratorio

Tubos de centrífugas

20/05/2019

De diferentes formas y tamaños, los más comunes y fáciles de comprar son los tubos de centrifuga cónicos con graduación, para centrífugas de laboratorio. Son desechables y económicos. Encuentra aquí, una amplia selección de estos insumos.

Comprar ahora tus tubos y frascos para centrífuga

Tipos de tubos para centrifugadoras

Estos varían en forma y capacidad, dependiendo del tipo de maquina y análisis a realizar. Entre los más conocidos y comunes, encontramos los siguientes:

De microcentrífuga

También conocidos como tubos Eppendorf, son cilíndricos y pequeños, con un fondo cónico. Fabricados en plástico de polipropileno, cuentan con una tapa adherida, para evitar su desprendimiento. Son desechables y muy económicos.

De alta velocidad

Fabricados en plástico o vidrio, el fondo puede ser cónico o redondo, capaz de soportar las altas velocidades durante su funcionamiento.

De prueba

Conocidos, también, como tubos de ensayo, son alargados y con fondo redondo. Muy comunes en la obtención y procesamiento de pruebas de sangre, son utilizados, también, en otras aplicaciones.

tubos de microcentrifuga

Antes de comprar

Antes de comprar estos insumos para centrifuga, es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  • Tipo de centrifuga
  • Material del tubo
  • Capacidad del tubo
  • Si cuenta con graduación

Los tubos de cristal pueden romperse debido a accidentes, o por efectos del uso. Aunque los de plásticos son más resistentes y económicos, puedes toparte con algunos de mala calidad. Recuerda verificar que incluyan tapa y el tipo de cierre, tapón o rosca.