Saltar al contenido
Centrifugas de Laboratorio

Tipos de Centrifugas

20/02/2019

La fuerza centrifuga se utiliza de muchas maneras, desde aplicaciones en nuestra propia casa, hasta en equipos especializados. Dependiendo la industria y campo de aplicación, encontraremos diferentes tipos de centrifugas. A continuación, te contamos cuales son.

Tipos de centrifugas

Una centrifuga puede ser descrita como una maquina que rota rápidamente, aplicando la fuera centrífuga al contenedor dentro de esta. Así, podemos catalogar a las centrífugas dependiendo del tipo de uso o, por el diseño de su rotor.

Por rotor

Encontramos 3 tipos de centrífugas, dependiendo del diseño de su rotor. Estas son:

  • Rotor de ángulo fijo. Diseño que permite sostiene las muestras a un ángulo fijo con respecto del eje.
  • Rotor basculante. Como lo sugiere su nombre, el espacio para cada muestra no es fijo, permitiendo a las muestras ajustar su angulo en base al contenido de cada contenedor.
  • Centrifugas tubulares. Utilizadas para aplicaciones con grandes volúmenes, no cuentan con contenedores individuales para muestras.

Por uso

De acuerdo al uso, podemos encontrar los siguientes tipos de centrifugas:

  • De laboratorio. Son de uso general, encontramos diferentes tipos, aunque su función es prácticamente la misma. Entre las más comunes encontramos las centrífugas clínicas, de alta velocidad y preparativas.
  • Analíticas. Diseñadas para realizar análisis de sedimentation de macro moléculas, obteniendo diferentes datos como masa molecular, coeficiente de sedimentación y más, aplicando los principios propuestos por el químico sueco Theodore Svedberg.
  • De hematocritos. Son centrífugas utilizadas para el análisis de sangre, específicamente, para determinar el volumen de células rojas.
  • Centrífugas de gas. El principio es el mismo, con la diferencia que este tipo analiza la separación isotópica en el gas.

Como regla general, existen 2 tipos de centrífugas, en base al proceso del centrifugado. Estos son: por filtración y por sedimentación.

Las centrifugadoras de filtración requieren de un filtro, que puede ser una tela, malla u otro material para el efecto. La suspensión a analizar, pasa por el filtro, de adentro hacia afuera, de esta manera, los elementos sólidos se quedan en el filtro, mientras el líquido pasa.

Este tipo de centrífugas se utilizan en una amplia variedad de usos, como para la separación de la miel de abeja o aceites, como el de oliva, hasta usos en la industria química, en el proceso de elaboración de combustible para cohetes. Las lavadoras que tenemos en casa, también funcionan con este tipo de centrifugado.

tipos de centrífugas

Por su parte, las de sedimentación se utilizan para la purificación de una solución. En el proceso, todos los sólidos o compuestos más pesados, son enviados al fondo del contenedor. Este proceso puede obtenerse de forma natural, consiguiendo resultados más rápidos con el uso de estos aparatos.

Entre las centrífugas más comunes de este tipo, están:

  • De péndulo
  • Tubulares
  • De placa cónica
  • Decantadoras
  • Con cubeta maciza (de laboratorio)

Las centrífugas en las diferentes industrias

Como hemos visto hasta ahora, son varias las formas en las que se aplica la fuerza centrífuga. Desde aplicaciones en la medicina, para análisis clínicos, hasta la utilización de centrífugas para separar aceites de las pulpas de ciertos frutos. Pero, su uso va mucho más allá de lo que imaginamos.

Tipos de centrífuga

La industria aeroespacial utiliza su propia centrífuga, para aplicar fuerzas G a los pilotos, como parte de su entrenamiento. Ya lo sabes, son varios los tipos y usos que se le puede dar a una centrifugadora. Desde un separador de crema para la leche, hasta lavadoras y secadoras industriales, puedes encontrarte una de ellas, donde menos lo esperas.