Saltar al contenido
Centrifugas de Laboratorio

Mesa de Laboratorio

20/07/2019

La mesa para laboratorio nos ofrece el espacio de trabajo necesario, para poder realizar rodas las tareas de forma cómoda. En estas, podemos colocar los diferentes equipos e insumos, así como realizar varias tareas manuales.

Dependiendo del tipo de laboratorio, digamos un escolar o uno clínico, podemos optar por diferentes materiales, tanto en su estructura, como en su superficie. De igual manera, podemos elegir nuestra mesa en base a si las actividades a realizar serán de pie o sentados.

Cómo debe ser la mesa de laboratorio

Debido a las varias actividades que se realizan en un laboratorio, las mesas deben ser de materiales durables, resistentes y fáciles de limpiar. Por lo general, nos encontraremos con mesas fabricadas en acero inoxidable, ya que es un material inocuo y muy resistente.

De igual manera, encontraremos mesas de laboratorio con tablones en formica laminada. De esta manera, se obtiene una superficie resistente y fácil de limpiar. Este tipo de materiales es común para laboratorios escolares.

mesa laboratorio electronica

La estructura de las mesas se la realiza en acero tubular, con acabado en pintura resistente a la oxidación. Existen modelos que incluyen ruedas, para un fácil transporte, sobre todo para equipos que requieren ser utilizados en varias áreas de un mismo laboratorio. También, encontraremos mesas con patas con altura regulable.

Servicios de una mesa de laboratorio

Nuevamente, el uso que le daremos a nuestra mesa de trabajo, determina el tipo de servicios que requerimos de esta. Por ejemplo, encontraremos modelos con repisas, otras con conexiones eléctricas, y otras que incluyen grifo, pileta y tubería de conexión de agua.

mesa de laboratorio dental

Ergonomía de la mesa

En este apartado, nos referimos a las condiciones y criterios que debe cumplir el mobiliario de laboratorio, para ofrecernos un ambiente adecuado en términos de postura y comodidad.

En cuestión de la altura, la mesa debe ser:

  • Para trabajo de pie: 900 mm
  • Para trabajo sentado: 720 mm

En profundidad, la superficie útil de la mesa debe ser entre 600 mm a 900 mm, con una zona de servicio de 50 a 400 mm. Con respecto de la longitud, se debe considerara que sea en múltiplos de 300 mm. Se recomienda que sea de entre 600 mm hasta los 1800 mm. Esta información está en base a las recomendaciones de las normas UNE.